Yellowstone

Yellowstone es el primer parque nacional de Estados Unidos con una extensión de casi 9,000 kilómetros ubicados en su mayoría en Wyoming.

Una gran meseta a más de 2,400 metros y rodeada de montañas que vale la pena visitar entre mayo y septiembre para no encontrarla casi congelada.

Para moverse por Yellowstone hay un circuito en forma de ocho, de doble sentido, denominado Grand Loop Road y que da acceso a todos los lugares importantes.

Es posible que te quedes atascado un buen rato si pasa una manada de bisontes por ahí, pero tendrás la recompensa de ver de cerca a estos imponentes animales.

La Zona de Yellowstone

Yellowstone está en una zona de actividad volcánica continua: géiseres, fuentes termales y fumarolas es algo que no podrás dejar de ver, especialmente no te puedes perder al Rey del parque: el Old Faithful, uno de los geisers más conocidos que expulsa agua hirviendo cada hora durante 5 minutos y alcanza alturas de hasta 75 metros.

Old Faithful

El “Old Faithful” llamado así por ser el más regular, es todo un espectáculo visual aunque no sea el más espectacular.

Si tienes tiempo, acude al Centro de Visitantes Old Faithful donde encontrarás información que te puede ser útil en tu visita el parque, así como el reloj que indica el tiempo de espera para la próxima erupción del géiser https://www.nps.gov/features/yell/ofvec/index.htm

Gran Fuente Prismática

Otro imperdible es la Gran Fuente Prismática que está entre las fuentes termales más grandes del mundo, es como una gran alberca de agua hirviendo de colores, mismos que te aseguro te dejarán con la boca abierta.

Vale la pena darte un tiempo de verla desde lejos para poder apreciar su inmensidad, para esto tienes que ir al estacionamiento 2 que da acceso al camino llamado Fairy Falls Trail y te lleva hasta los pies de la colina a la que debes subir para poder verla en toda su plenitud. Después también acércate por el estacionamiento 1 y rodéala para seguir disfrutando de su encanto.

Gran Cañón del Río Yellowstone

Otro lugar al que debes dedicarle un buen rato es al Gran Cañón del río Yellowstone, es el lugar por el que se le da nombre al parque, cuyas paredes son de un característico color amarillo.

En este lugar se encuentran las sorprendentes Upper y Lower falls, cataratas de 33 y 94 metros de alto que seguro te impactará su potencia.

Hay varios puntos desde donde se pueden ver, como el Uncle’s Tom point, justo al lado de la caída de las Lower falls y los Artist e Inspiration point, algo más alejados con una buena vista en perspectiva de todo el cañón.

Si te gusta la aventura, en el Río Yellowstone puedes hacer además actividades como rafting, tirolesas o cruzar en puentes colgantes http://www.montanawhitewater.com/locations

La Vida Salvaje de Yellowstone

Y si quieres apreciar la vida salvaje del Parque, debes madrugar y lanzarte al Valle de Lamar, una extensa llanura donde bisontes, wapitíes, coyotes, lobos o antílopes americanos son algunos de los animales que disfrutan de este fértil terreno a orillas del río Lamar.

No olvides llevar un telescopio o binoculares pues la carretera está lejos de dónde se encuentran los animales, aunque siempre habrá alguno cerca que te sorprenderá.

Si quieres hacer una pausa en tu visita al parque, puedes hacerlo para tomar algo en Lake Hotel Dinig Room donde de mayo a octubre podrás hacer cualquiera de las comidas disfrutando del paisaje a la orilla del Lago Yellowstone; si es para la cena te recomiendo hagas reservación previa.

Yellowstone no es solo un cúmulo de “atracciones” donde estacionas el auto y vas a ver el espectáculo de turno, Yellowstone está vivo y cada tramo esconde cosas: un bosque frondoso, una verde pradera inmensa, un tramo de montaña… Te recomiendo que manejes lentamente y te detengas cada vez que tu mirada se distraiga de la carretera hacia el paisaje.

Lifestyle Travel Network