Vail

Vail es diversión garantizada para toda la familia.

Vail está a poco más de 150 kms. de Denver, la capital de Colorado, donde la nieve abunda desde octubre hasta marzo.

Es un pequeño pueblo a pie de cuatro montañas, pero con gran atracción para todos.

Considerado como uno de los destinos de esquí más famosos del mundo, ofrece muchas actividades divertidas tanto dentro como fuera de la montaña.

Y aunque puede ser mejor conocido como un destino de invierno, Vail es un sitio excelente para los amantes de las actividades al aire libre durante todo el año.

Tres Zonas Principales

Golden Peak, Vail Village y Lionshead, mismas que están conectadas por un autobús gratuito que pasa cada 10 minutos y acaba casi a las 2 de la mañana.

Encontrarás bares, restaurantes y muchas tiendas que además tienen comodidades, como calles con calefacción que mucho agradecen los que gustan de andar caminando.

Para una copa o una cerveza artesanal por la noche con música en vivo, muy recomendable Pepi’s Bar, dentro del Hotel Gasthof Gramshammer, con un estilo europeo muy rico.

Esquiar en Vail

Vail es un paraíso para el esquiador ya que cuenta con más de 12 kilómetros de pistas impecables para todos los gustos y niveles de esquí, distribuidas en los cuatros cerros, más los Back Bowls y Blue Sky Basin, donde todas las laderas son pistas.

En la montaña hay lugares estratégicos donde puedes parar a descansar y tomar algo, mientras disfrutas de las vistas espectaculares.

Para los principiantes, hay buena oferta de clases de esquí y snowboard, muy recomendable para que disfrutes la montaña como debe de ser, hay instructores en varios idiomas y para todos los niveles.

¿Que más hacer?

En Invierno

Todo el año es un muy buen momento para visitar Vail: En invierno es lo más atractivo para muchos ya que durante el día subes a la montaña a esquiar y por la tarde y hasta bien entrada la noche puedes asistir al parque Adventure Ridge donde la pasarás increíble jugando con bicicletas para esquiar, motos de nieve para niños, llantas enormes  y mucho más.

Ubicado en la parte superior de la góndola de Eagle Bahn, es un parque de nieve del tamaño de un estadio de fútbol, aquí también puedes disfrutar de una comida familiar y al final del día no debes perderte beber un chocolate caliente mientras ves la puesta del sol.

Las motos de nieve es la forma perfecta de explorar Vail siguiendo tu propio ritmo o en un tour, ya sea en senderos acondicionados o, para los más aventureros,  ir por montañas y prados.

Disfrutarás de las impresionantes vistas y cumbres sin necesidad de seguir un camino específico y sin requerir ningún tipo de carretera ¡Muy divertido y recomendable!

En Verano

La primavera o el verano también son buenas épocas para ir a Vail, en primavera todavía encontrarás nieve, incluso puede llegar a ser la mejor nieve de la temporada.

Suele haber diferentes eventos que te encantarán, como el Festival de Cine, el Festival Gastronómico Taste of Vail  – una forma fantástica de experimentar la ciudad con los 5 sentidos -, o el Festival Spring Back to Vail  donde hay conciertos gratuitos por la noche y el campeonato Pond Skimming, donde esquiadores intentan cruzar un estanque de agua helada, usando sus mejores disfraces sin caer.

Después de la temporada de nieve, hay mucha nieve acumulada en los picos altos de las montañas, pero abajo en el valle el nivel del agua de los ríos crece enormemente debido a la gran cantidad de nieve derretida, por lo que el verano se vuelve muy atractivo para los que gustan del kayak o los rápidos.

También se pueden disfrutar los fabulosos senderos montañosos para hacer caminatas o recorrer en bicicleta.

Vail está rodeado por dos zonas designadas como áreas silvestres, donde no hay acceso para vehículos motorizados, lo que significa que alejarse de todo es tan fácil como ponerse un buen par de botas para practicar el alpinismo.

El clima en el verano es cálido, el sol brilla espectacular y el cielo azul te invita a estar en contacto directo con la naturaleza.

¿Listo para darte una escapada a Vail?