Tulum

Tulum está situada al sureste de México, en el estado de Quintana Roo.

Tulum es uno de los rincones mágicos de la Riviera Maya donde conviven en armonía ruinas arqueológicas mayas con amplias playas caribeñas de aguas turquesas, sus dos grandes atractivos.

Se podría decir que es de las zonas más privilegiadas y bellas de la zona, ya que huye de los grandes complejos hoteleros y está dentro del Parque Nacional de Tulum.

Zona Arqueológica

Es imprescindible que visites la Zona Arqueológica, claro que no es la más grande ni la mejor conservada, pero su localización frente al Mar Caribe la hace mágica, quedarás sorprendido por su encanto natural: la belleza del mar color turquesa en combinación con las rocas grises y antiguas, son un espectáculo que difícilmente encontrarás en otro lugar.

Te recomiendo vayas temprano y disfrutes del lugar con tiempo y tranquilidad, vale la pena dedicárselo.

Playas

El encanto de Tulum definitivamente está en sus playas.

Te voy a recomendar algunas que son tranquilas debido a su ubicación:

  • La primera es Xcacel, una de las mejores ya que es una reserva natural y es prácticamente virgen, el único servicio que encontrarás son sanitarios. Es una playa larga, recórrela entera y disfrútala, ya que va cambiando tanto la arena como el agua y las vistas. En esta zona encontrarás también el Cenote Xcacelito, que aunque pequeño es interesante, un buen complemento a la visita a la playa.
  • Otra playa que vale mucho la pena para pasar unas horas es Xpuha, no es virgen pero tiene su encanto. De un lado sí encontrarás diferentes restaurantes, la zona es animada, a veces con música y puedes alquilar tumbonas para pasar el día. Del otro lado es mucho más tranquila y como en toda la zona de Tulum, el color del agua es espectacular, la arena de un blanco que parece imposible y el lugar perfecto para relajarte.
  • Playa Paraíso es para aquellos que gustan de un lugar sencillo y maravilloso, está muy cerca de la zona arqueológica. Como lo dice su nombre ¡es un paraíso! Un tanto virgen, ideal para despegarte de lo cotidiano, pero sí encuentras pequeños bares para saciar la sed o comprar algo de comer y algún lugar para rentar camastros, pero no hay mucha gente, seguro tendrás unas horas de mucha paz.

 

El Gran Cenote

No te lo puedes perder, perfecto para buceadores profesionales o para los amantes del snorquel, tiene mucha luz natural, por encima o debajo del agua las vistas son asombrosas.

Ahí mismo podrás conseguir el equipo para disfrutar la experiencia de interactuar con la naturaleza y nadar con una gran variedad de peces y tortugas.

El Pueblo de Tulum

Y aunque lo que atrae de esta zona es la playa, no dejes de darte una vuelta por el pueblo, es sencillo pero siempre encontrarás donde comprar artesanías o un bar para tomar algo y pasar un rato agradable o donde comer algo rico, te recomiendo ir a Cetli, un lugar sencillo pero te aseguro que comerás delicioso rodeado de un ambiente muy cálido.

Reserva de la Biosfera Sian Ka’an

Sian Ka’an (donde nace el cielo) es el hogar de una pequeña población de monos aulladores y monos araña, cocodrilos, tapires, cuatro especies de tortugas, cangrejos terrestres gigantes, más de 330 especies de aves (incluidas espátulas rosadas y algunos flamencos), manatíes y unas 400 especies de peces, además de una amplia gama de vida vegetal.

Hay una puerta de entrada a la reserva a unos 10 km al sur de Tulum.

En la puerta, hay un pequeño sendero natural que te lleva a un cenote bastante anodino (Ben Ha).

El sendero es corto, así que adelante y tómate un segundo para echar un vistazo.

Aproximadamente a 8 km al sur de la entrada de la reserva hay una modesta área de visitantes, un lugar donde se encuentra una torre de vigilancia que ofrece enormes vistas panorámicas de la laguna.

No hay rutas de senderismo por el corazón de la reserva; Se explorará mejor con una guía profesional.

Tulum con Lifestyle Travel Network