Tel Aviv

Tel Aviv está situada en la costa mediterránea, conocida también cómo la Ciudad Blanca, la segunda mayor ciudad de Israel después de Jerusalén: Desde 1950, Tel Aviv y la antigua Jaffa forman la ciudad actual, el resultado es una metrópoli llena de encanto y elegancia, hoy en día se ha transformado en el centro de la cultura, de los negocios, de la moda, las tendencias y de la vida nocturna de Israel debido a su carácter cosmopolita y moderno.

Las playas de arena blanca, los hoteles elegantes, sus cafés, su exquisita gastronomía y el clima tan agradable la han convertido en un popular destino turístico.

Jaffa

Visitar Jaffa es un plan que no te puedes perder puesto que viajarás por la interesante historia de la ciudad.

Te aconsejo iniciar el recorrido por la Torre del Reloj y la Mezquita El Mahmudiye, no dejes de comerte una pita en la famosa Panadería Abouelafia, es un lugar muy acogedor donde valdrá la pena una parada.

Camina por la zona y visita el mercado de pulgas que es el más antiguo de la ciudad, los estantes a lo largo de las callejas estrechas están llenos de objetos insólitos.

Cada pequeño local tiene su encanto, hay antigüedades, muebles, libros, joyería, narguiles y hasta pequeños tesoros, no olvides que la regla en los mercados de Israel es la de regatear.

Desde Jaffa se puede disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de Tel Aviv, sus edificios y el mar que baña las bellas playas, lo puedes disfrutar sobre todo desde la colina en el Parque Abrasha, bien vale la pena llegar a este lugar y llevarse la postal más bonita de Tel Aviv o en la Plaza Kikar Kedumin, amplia, tranquila y apacible, donde hay una atractiva torre y en su interior se pueden visitar los cimientos de la antigua ciudad.

Paseo Marítimo

De una manera u otra en Tel Aviv acabarás en el Paseo Marítimo, es imposible no verlo y resulta muy agradable y delicioso. Es un largo paseo, que corre a lo largo de la orilla del mar, siempre verás gente que camina, trota, anda en bicicleta o se sienta en bancos y llena sus pulmones de aire fresco, todo mientras está rodeada por un glorioso trecho de 14 km. de vistas abiertas, horizontes azules y velas blancas que se balancean sobre las olas.

Decenas de restaurantes, cafeterías y heladerías están ocupados todo el día, como por ejemplo el Lala Land un lugar súper relajado sobre la playa donde podrás sentarte a comer o simplemente a tomar una bebida mientras disfrutas de la vista del mediterráneo o de un bello atardecer. Al anochecer, los pubs, discotecas y clubes de jazz florecen, como el Potion Bar que se encuentra muy cerca de la playa y tiene muy buen ambiente, seguro pasarás una buena velada por ahí.

Independientemente de la hora, en las playas abundan las atracciones humanas: payasos, caricaturistas, tatuadores, peluqueros, magos y, por supuesto, el siempre cambiante desfile de personas que pasean.

Cada una de las 13 hermosas playas de Tel Aviv cuenta con características únicas y ofrece una variedad de servicios, como áreas de juegos infantiles, gimnasios al aire libre, vestidores, baños y regaderas.

Ahora bien, si prefieres algo más calmado, la estrecha franja de arena cerca de la Marina es menos concurrida y más pacífica que las otras playas, además ahí se pueden alquilar tablas de windsurf, surf, veleros, lanchas y equipos de buceo.

Poco más al norte está el Puerto de Tel Aviv que se ha transformado en uno de los lugares más agradables, tanto de día como cuando cae el sol, de igual manera por ahí puedes disfrutar un paseo por la orilla mirando el mar color turquesa, asómbrate con el maravilloso atardecer y, a la hora de la cena, te recomiendo te quedes en el Hangar 12 ya que en el segundo piso del Mercado Shuk HaNamal se encuentra un lugar que tienes que conocer, se trata de Kitchen Market un sitio que combina una gran atención, un ambiente agradable, la vista del mar y una cocina deliciosa.

Cerca del Puerto está el Parque Hayarkon, un enorme lugar ideal para el esparcimiento y la práctica de deportes, con gran extensión de áreas verdes, con muchos eventos y actividades para toda la familia.

Date una vuelta por ahí, renta una bicicleta y recórrelo de punta a punta.

El Centro de Tel Aviv

En el centro no puedes dejar de visitar el Souk Hacarmel, el mercado más atractivo de la ciudad.

Ruidoso y colorido, es como el primer vistazo perfecto de las tradiciones culinarias de los habitantes de Tel-Aviv.

Los corredores están llenos de gente, los estantes repletos de especias y comida, todo es fresco y bueno, la mezcla de colores y aromas es extraordinaria.

Por otro lado verás un revoltijo de telas, tapices, ropa, joyería y accesorios, podrás encontrar los mejores souvenirs para la vuelta a casa.

La visita del mercado es como una experiencia en sí misma.

Recorre la ciudad, piérdete en sus laberínticas calles llenas de sorpresas e historia donde conviven judíos, moros y cristianos, entre bazares, mercados y restaurantes. Es importante considerar que las mujeres no deben olvidar siempre llevar consigo un pañuelo grande para cubrirse cuando vayan a visitar mezquitas y algunas sinagogas, de lo contrario, tendrán que alquilar o comprar la prenda.

Lifestyle Travel Network