Sayulita

¿Qué hacer en Sayulita?

Sayulita es un Pueblo Mágico ubicado en la Bahía de Banderas, al sur del estado mexicano de Nayarit.

Sus calles empedradas, los colores que decoran las casas, la playa azul que se traza como meta al final del recorrido y sus actividades eco turísticas te confirmará que has llegado a un rincón excepcional dentro del país, que se caracteriza por un ambiente relajado, amigable y de buena vibra.

Definitivamente es una buena combinación de olas perfectas, playa y diversión.

La Playa

La playa de Sayulita es un lugar perfecto para visitar con amigos o la familia, para disfrutar de amaneceres y atardeceres.

La principal es tranquila la mayor parte del tiempo, puedes relajarte en un camastro, nadar o hacer caminatas, el paseo a caballo  es algo también muy recurrido; te recomiendo hacerlo muy temprano o por la tarde, evita que sea al medio día, pues el sol se vuelve un martirio.

Atravesando el panteón, llegarás a la Playa de los Muertos y encontrarás mucha tranquilidad, el mar aquí es manso, el esnorquel es magnífico y las caminatas encantadoras.

Surfing en Sayulita

Sayulita es favorita de surfistas locales o extranjeros.

Si eres experimentado aprovecha las altas olas de la tarde para probar tu destreza en la tabla, o si quieres aprender, también este es tu lugar, encontrarás tanto escuelas especializadas como personas que te guiarán con gusto a través de las aguas más tranquilas, te recomiendo que lo hagas en la mañana.

Existen diferentes tiendas de Surf en las que podrás adquirir distintos productos, desde playeras, tablas, shorts, hasta trajes de baño. Muchos de estos locales también ofrecen renta de equipo y clases.

Te recomiendo Lunazul, el staff es amable y todos están dispuestos a proporcionarte apoyo cuando lo necesites, siempre cuidando tu seguridad y asegurándote mucha  diversión para que aprendas a remontar las olas como un profesional.

El Pueblo

Hay que darse tiempo para disfrutar la plaza principal de Sayulita, hay varias tiendas, bares, cafeterías y restaurantes alrededor, por supuesto su infaltable kiosco y una pequeña Iglesia a un costado y que constituye el centro espiritual de la población. El arte no puede faltar, también encontrarás varias galerías de arte y de artesanías mexicanas de todo el País.

Ya que es un lugar pequeño, realmente todo lo puedes encontrar a unas cuantas cuadras, pero si prefieres más comodidad, puedes rentar un carrito de golf  para desplazarte de un lado a otro.

No olvides pasar por el mercado del pueblo que se pone cada viernes.

Alrededor de 80 comerciantes se congregan para difundir el espíritu de este pueblo mágico a través de sus productos.

Podrás encontrar café, artesanías, e incluso productos orgánicos que fueron producidos por los mismos vendedores.

Amenizado por música en vivo y un ambiente extraordinario, este punto resalta cada fin de semana en las calles de Sayulita.

Ah! Y para Comer en Sayulita …

Siendo una zona aledaña a la playa, la gastronomía típica incluye platillos elaborados a base de mariscos, como el pescado zarandeado, preparado sobre una charola de madera seca quemada, el cual le proporciona un ahumado especial que te dejará con ganas de probar más.

Si deseas hacer una buena comida del mar en un ambiente informal y a precios razonables, una de las mejores opciones en Sayulita en la Marisquería Estrella de Mar o si quieres una buena langosta o pizza de mariscos no dejes de visitar Don Pedro’s

Además hay varios antojitos locales que tienes que probar, como el soporrondongo, un pequeño tamal que se prepara con masa de elote frita.

Pero si buscas probar algo que difícilmente encontrarás en otro lugar, aquí hay varias bebidas de gran tradición local: el posi (que se prepara con masa de maíz, tuna y azúcar), la cuala (una mezcla de coco, aceite molido, leche y masa), la tuba, el tejuino, el agua de coco y el agua de nanche. ¡Anímate a probar!

Si te gusta la fiesta, este también será tu destino, todas las tardes encontrarás lugares donde hay sesiones de cumbia y mucha diversión.

No hay pretexto para no conocer Sayulita y sentir su buena vibra hippie chic.

Lifestyle Travel Network