Montreal

Montreal, conocida como la capital cultural de Canadá, es la ciudad más grande de la provincia de Québec y la segunda más grande en el país, después de Toronto. Se encuentra en una isla en el Río San Lorenzo y lleva el nombre de Mont Royal, la colina de triple pico que se encuentra justo en el corazón del centro, la mayor parte dentro de un parque con el mismo nombre.

Montreal tiene una combinación seductora de aromas, personas, colores y estilos.  Es un auténtico mosaico de culturas y tradiciones, existen 120 comunidades étnicas distintas, por lo que la diversidad es la esencia misma de la ciudad.

Basta darse una vuelta por el boulevard Saint-Laurent para recibir una muestra de la variedad que existe en esta ciudad. La avenida principal de Montreal está llena de restaurantes y tiendas pertenecientes a comunidades irlandesas, griegas, judías, árabes, portuguesas y latinas que generan un sincretismo único.

Su patrimonio se combina con la impresionante arquitectura y la innovación de vanguardia. De hecho, por sus creativas perspectivas, Montreal fue nombrada la primera Ciudad del Diseño de la UNESCO en América del Norte.

Montreal es maravillosa para visitarse en cualquier época del año, pero hay que tomar en cuenta que es una ciudad de extremos, la temperatura puede ir de -40 °C en invierno a 35 °C en verano, lo cual hace que cada visita cambie mucho.

La mejor manera de conocer la ciudad es a pie, a través de cualquiera de los sectores donde encontrarás hermosos parques, mercados, boutiques, arte callejero, restaurantes, cafeterías locales y bares.

Otra gran manera de recorrer la ciudad es en bicicleta, ya sea en tours guiados o por tu cuenta. La ciudad cuenta con distintos servicios de renta y más de 300 bici estaciones distribuidas en la mayoría de sus distritos. Además cuenta con un gran sistema de transporte público en caso de que necesites recorrer mayores distancias.

Montreal es una ciudad moderna y clásica a la vez que ofrece todo menos aburrimiento, aquí los principales puntos de interés que no te puedes perder:

Parque Mont-Royal

Gran espacio en la ciudad que abarca 190 hectáreas, muy apreciadas y cuidadas por todos, en donde la gente se reúne a convivir, se relaja sobre el pasto o en alguna banca, hace algún deporte y mucho más.

Uno de sus lugares más llamativos que se ubica en uno de los puntos más altos es la Cruz du Mont Royal, una gran pieza de hierro de 30 metros de altura y que es visible a 80 kilómetros de distancia. También puedes ir a otro de los lugares más altos y más visitados que es el Chalet du Mont Royal, para subir tienes que hacer una buena caminata por el sendero de Olmsted más unas largas escaleras, pero valdrá la pena por la mejor vista al centro de la ciudad y al rio San Lorenzo que ofrece.

Los domingos entre mayo y septiembre y si el clima lo permite, puedes ser testigo de un gran evento en el parque que es presenciar los Tam-Tams, reuniones de grupos de músicos que tocan tambores durante todo el día, se les unen bailarines y se convierte en una agradable fiesta al aire libre y completamente gratis, mientras las personas se recuestan alrededor, juegan, pintan o caminan, todos son bienvenidos.

Oratorio de St. Joseph’s de Mont-Royal

Montreal

Credit © Hélicraft by permission of Tourisme Montreal

La iglesia más grande de Canadá y un destino popular para locales y turistas. A 97 metros de altura, sobresale una gran bóveda verde y es el domo de la Basílica del Oratorio, es la segunda más alta del mundo, después de la Basílica de San Pedro en Roma. Sube las largas escaleras y disfruta de la espectacular vista de la ciudad antes de entrar a la iglesia. Visita la pequeña capilla original, la Basílica, los jardines y el museo, el cual muestra exhibiciones religiosas y artísticas.

Cerca del Oratorio, se encuentra el lago artificial de los Castores. En invierno se convierte en una de las pistas de patinaje más visitadas de la ciudad y en verano es el sitio ideal para un paseo tranquilo o un picnic.

A un lado del lago está un pabellón construido en vidrio y en el cual se puede tomar un descanso y comprar algo para comer.

Viejo Montreal y Viejo Puerto

Credit © Old Port of Montreal by Permission of Tourisme Montreal

Old Montreal es el barrio más antiguo de la ciudad, donde se encuentra el sitio en donde Montreal se estableció por primera vez en 1642. Un paseo por las calles empedradas se siente como un viaje en el tiempo, es una mezcla increíble de lo nuevo y lo antiguo que no te puedes perder.

Las plazas del Viejo Montreal y el Puerto Viejo cobran vida y sirven como telón de fondo habitual y notablemente pintoresco, para una variedad de festivales y eventos anuales, muchos de ellos gratuitos.

Sobre todo en verano hay mucha gente que visita las tiendas y los cafés. La gente se reúne de día y noche en el área para caminar, andar en bici, hacer un recorrido en barco o para comer en un buen restaurante.

También en invierno el viejo puerto ofrece mercados navideños, fuegos artificiales y festivales como el Igloofest, un evento de música electrónica al aire libre.

Otro espectáculo que no puedes perderte es Cité Mémoire, se trata de una exhibición multimedia en el casco del Viejo Montreal. Por medio de una aplicación móvil puedes ir descubriendo la historia de la ciudad gracias a los recorridos que muestran la posición de instalaciones luminosas espectaculares.

Basílica de Notre-Dame

Montreal

Credit © Anne-Marie Pellerin by Permission of Tourisme Montreal

Ninguna visita al distrito histórico de Montreal está completa sin un recorrido por la Basílica de Notre-Dame, una de las iglesias más impresionantes de Canadá, sus vitrales y pinturas religiosas son asombrosas.

Cuando caminas por el barrio viejo de Montreal, es difícil que te pierdas las dos grandes torres de la Basílica que sobresalen en el horizonte. Terminada en 1829, es la primera iglesia gótica estilo renacentista construida en Canadá.

La entrada a la Basílica de Notre-Dame incluye un tour guiado de 20 minutos con una presentación de su historia, arquitectura y arte. También se puede tomar un tour extendido para conocer la sacristía, las galerías y el baptisterio.

Un espectáculo que no te puedes perder es AURA, una experiencia de luz y sonido que trae a la vida la historia, arquitectura y arte del majestuoso edificio, fue creado inicialmente por Moment Factory en honor al 375 aniversario de Montreal.

Museos en Montreal

Montreal tiene una extraordinaria oferta de recintos de clase mundial y espacios únicos dedicados a la cultura, la historia, la ciencia, la arquitectura y la botánica.

Tourism Montreal Credit © Damien Ligiardi photographe

El Museo de Bellas Artes de Montreal fue fundado en 1860, y es el museo más visitado en Canadá y atrae a más de 1 millón de amantes del arte cada año. Sus paredes albergan bellas artes tradicionales, la música, la moda en el cine y el diseño, que se exhiben en cinco pabellones, cada uno con personalidad y estilo distinto, además se presentan exhibiciones temporales que se unen a la colección principal, lo que significa que nunca tendrás la misma experiencia dos veces.

El Museo Pointe-à-Callière funciona como un carrete de la historia de la ciudad. Con la ayuda de multimedia y de nuevas tecnologías, podrás ver la evolución de la ciudad y cómo Montreal se convirtió en la ciudad que es hoy en día. Este museo es ideal si viajas con niños, lo disfrutarán mucho. Aquí encontrarás reliquias arqueológicas de los primeros colonizadores de la región y exhibiciones temporales de todo tipo de temas sobre Canadá.

Space for Life (Espace Pour La Vie) es una colección de cuatro experimentos distintos dedicados a la ciencia y a la naturaleza: el Biodomo, el Jardín Botánico, el Insectario y el Planetario de Rio Tinto. Este espacio pretende reconectarnos con la naturaleza y nuestro lugar en el universo, todo en un lugar muy conveniente y emocionante.

La Biósfera de Montreal es una estructura de acero con células cilíndricas de más de 75 metros de diámetro y 63 de altura, una obra icónica de la arquitectura y que hoy es un símbolo de la ecología por albergar un Museo sobre el medio ambiente. A través de animaciones, imágenes y recursos científicos, se exploran temas como el aire, el agua, la biodiversidad, el cambio climático y el desarrollo sostenible, buscando concientizar a los visitantes sobre la necesidad de conservar el medio ambiente.

Gastronomía

Su oferta gastronómica es súper extensa, va del tradicional Poutine, que es un típico platillo callejero de papas fritas con queso y salsa de carne, a la cocina gourmet.

Hay una gran cantidad de restaurantes, foodtrucks, bares y cafés. Seguro encuentras el tipo de comida que deseas y además será de muy buena calidad. Descubre una combinación inspirada de influencias locales, audaces sabores del mundo y herencia europea.

Compras

En el Viejo Montreal, hay pequeñas boutiques escondidas en hermosos edificios históricos, lo que hace que la experiencia de compra sea más glamorosa. Las galerías de arte, muchas de las cuales presentan obras de artistas canadienses, es uno de los aspectos más destacados de este distrito. Las tiendas exclusivas y de souvenirs también se encuentran dispersas por toda la zona, y los artistas y los vendedores ambulantes no pueden faltar exponiendo sus artículos en estrechos callejones y plazas peatonales.

La calle Sainte Catherine es un buen lugar para hacer compras en Montreal. Ya sea que estés buscando diseñadores de alto nivel, cadenas de tiendas, boutiques locales o solo souvenirs, lo podrás encontrar en esta calle. Con nueve millas de longitud, Rue Sainte Catherine cruza el centro de Montreal de este a oeste. Podrás caminarla por horas y encontrar siempre una experiencia diferente en cada esquina. En el verano sé testigo de cómo toma vida la calle ya que las banquetas se llenan de terrazas.

Otro lugar que tienes que visitar es la Ciudad Subterránea (The Underground City). Ya sea que estés tratando de escapar de un día frío, o solo te guste ir de compras o explorar.

Montreal alberga una red de aproximadamente 20 millas de caminos subterráneos y túneles que conectan a los centros comerciales, estaciones de metro y edificios. Los acceso a esta red están en la calle, en nueve hoteles principales y ocho estaciones de metro distintas, y tienes acceso a 2,000 tiendas, 17 museos, una arena de hockey, un cine, clubs nocturnos y un sin número de restaurantes y negocios.

Actividades

Montreal ofrece un entorno urbano excepcional donde abundan las actividades recreativas. Puedes practicar surf en el espectacular Río San Lorenzo, ir de excursión a la cima del Mount Royal o seguir la red de vías en bicicleta, descubriendo los grandes tesoros arquitectónicos de la ciudad y la diversidad de vecindarios.

Además puedes elegir entre innumerables actividades culturales, festivales y eventos, ya sea en el interior, al aire libre, gratis o de pago. El Quartier des Spectacles, un kilómetro cuadrado del centro de Montreal, que incluye más de 80 lugares dedicados a la cultura, está lleno de grandes eventos durante todo el año.

Place des Festivals es una plaza pública creada para ser sede de los grandes festivales y grandes multitudes. La fuente interactiva más grande en Canadá, con 235 chorros de agua, está en el centro de la plaza así como cuatro torres de luces gigantes y dos restaurantes con fachadas de vidrio. No importa en qué época del año visites Montreal, aquí siempre habrá algo que valga la pena para ti.

Montreal es todo esto: grandes teatros, foros pequeños e independientes, artistas emergentes y festivales de cualquier género.

¿Dónde hospedarse?

Ubicado en el corazón del Viejo Montreal, El Hotel Gault es una gran opción de hospedaje. Detrás de una magnífica fachada del siglo XIX, elige entre los diferentes tipos de habitaciones; un loft, una suite, una terraza o un apartamento, todas ofrecen todas las comodidades necesarias para una estancia inolvidable.

Su arquitectura clásica que combina con el diseño moderno, una ubicación inmejorable y un servicio refinado, hacen que el Hotel Gault se encuentre clasificado entre los 5 mejores hoteles de Canadá.

Mont Tremblant

A menos de 2 horas por carretera desde Montreal se encuentra esta bella población de estilo europeo, prácticamente peatonal a las faldas de la montaña. Se trata de un centro de esquí de cuatro estaciones, ya que cuenta con opciones tan accesibles como diversas todo el año, con alojamiento en el corazón del pueblo, en la ladera de la montaña o en los campos de golf, con  comodidades de clase mundial, restaurantes y boutiques.

En cualquier época del año, disfruta de la belleza al aire libre a tu antojo. Los alrededores del Parque Nacional ofrecen maravillas de la naturaleza que se traducen en muchas actividades:

Una montaña espléndida con infinitas posibilidades de senderos para caminar, andar en bicicleta o esquiar;  dos campos de golf de 18 hoyos para practicar tus golpes entre paisajes verdaderamente majestuosos; el Lago Tremblant donde podrás probar tus habilidades en wakeboard y esquí acuático y descansar en el club de playa; y los ríos para pasear en kayak.

Además el complejo tiene eventos y actividades para mantener a todos entretenidos:

Pasa un día en Aquaclub la Source, donde toda la familia puede disfrutar de los toboganes y las albercas de aguas termales; súbete a la tirolesa y deslízate por las copas de los árboles; siéntate cómodamente en la góndola panorámica y admira las impresionantes vistas de los Laurentides, el Lago Tremblant y los valles circundantes durante unos minutos mientras llegas a la cima; ten un paseo lleno de diversión a bordo de un Luge, un trineo de verano de 3 ruedas; pasa una tarde de entretenimiento en el minigolf Le Petit Géant, una pequeña réplica del campo de golf Le Géant.

Entre noviembre y abril puedes practicar esquí o snowboard, raquetas de nieve o travesía alpina en cualquiera de las 102 pistas para expertos o principiantes que se extienden a lo largo y ancho de cuatro montañas; también hay opción de patinar en hielo en el lago.

Ya sea en la Academia de Golf en verano o en la Escuela de Nieve en invierno, siempre habrá expertos que te ayuden a mejorar tus técnicas. De la misma manera podrás alquilar todo el equipo necesario en uno de los centros especializados.

En el Casino de Mont-Tremblant puedes disfrutar de una amplia variedad de juegos, emocionantes actividades temáticas, espectáculos gratuitos y un acogedor bar. Con su impresionante vista de la montaña, el restaurante Altitude es el lugar ideal para disfrutar de una deliciosa comida.

Otro evento que vale la pena es Tonga Lumina, es una experiencia sensorial en el bosque producida por Moment Factory, se trata de una caminata nocturna de 1.5 km y se lleva a cabo en un camino iluminado en el corazón de la naturaleza a través del bosque, cruzando arroyos y claros.

Montreal ha crecido pasando de ser una colonia de comerciantes franceses hasta llegar a ser considerada una de las ciudades más modernas de Canadá.

Una ciudad que guarda mucha historia dentro de sus calles y atractivos que admirar. Su diversidad cultural, la oferta de eventos culturales y festivales, sus increíbles parques y áreas verdes, su arquitectura y la buena gastronomía entre otras cosas, la convierten en un destino ideal.