Mérida

Mérida, la llamada “Ciudad Blanca” es la capital del estado de Yucatán ubicada al sureste de México y, sin duda, no debes dejar de visitarla.

Mérida en Breve

Desde la conquista española, Mérida ha sido la capital cultural de toda la Península de Yucatán.

Una magnífica mezcla de provincia y ciudad cosmopolita, sin embargo es una población llena de historia colonial.

Mérida es un gran lugar para explorar, con calles estrechas, amplias plazas centrales y la unos de los mejores museos.

Es también un lugar perfecto para empezar su aventura en el resto del estado de Yucatán.

Tiene una excelente gastronomía y alojamiento, mercados, y los eventos que suceden casi cada noche.

Explorando Mérida

Te encontrarás con calles muy limpias y tranquilas, fachadas de construcciones coloniales muy bien cuidadas, parques bien mantenidos, gente amable y orgullosa de su ciudad, de sus tradiciones y su tierra, además de una comida riquísima, un gran deleite gastronómico, cochinita pibil, salbutes, papadzules y panuchos entre otras delicias.

Paseo Montejo

Un obligado es un paseo por la calle más conocida y más bonita de Mérida: el Paseo Montejo, a pie o en carroza, durante 5 kilómetros aproximadamente, encontrarás monumentos y construcciones típicos del lugar, frondosos árboles, así como una gran cantidad de restaurantes, cafeterías, neverías y centros comerciales.

El Paseo Montejo, corre paralelo a las Calles 56 y 58, fue un intento de los planificadores urbanos del siglo XIX de Mérida de crear una amplia avenida similar al Paseo de la Reforma en la Ciudad de México o los Campos Elíseos en París.

Mucho más modesto que sus predecesores, el Paseo Montejo sigue siendo una hermosa franja verde de espacio relativamente abierto en un conglomerado urbano de piedra y concreto.

Hay varios edificios maravillosos construidos a lo largo de él.

Dado el intenso calor que caracteriza a la Ciudad, te recomiendo caminarlo por la tarde y al ocultarse el sol, sigue por la Prolongación Montejo, una extensión del Paseo que resguarda la mejor vida nocturna de la ciudad.

Centro Histórico

El Centro Histórico es otro lugar que tienes que visitar: los edificios que rodean la plaza son preciosas construcciones coloniales que vale mucho la pena conocerlos: el Palacio de Gobierno, el Palacio Municipal, la Catedral (una de las más grandes de México) y el Palacio de Montejo ricamente decorado.

Zonas Arqueológicas y Cenotes

Las zonas arqueológicas y los cenotes son un básico en un viaje a esta zona y están a poco más de una hora de camino de la capital.

Hay impresionantes edificaciones con una magia peculiar, estar en medio de los vestigios mayas te aseguro que te transmitirá el vibrar de los ancestros constructores de tan increíbles lugares y nadar en algún cenote seguro será una experiencia sin igual.

Te recomiendo Labná, Kabah, Uxmal y por supuesto, Chichen Itzá, unos de los principales sitios arqueológicos de la Península de Yucatán y una de las Siete Maravillas del Mundo.

En las zonas arqueológicas y los principales lugares turísticos hay guías de turistas locales que te pueden ayudar a hacer más enriquecedora tu experiencia, por lo que te recomiendo que lo consideres, algunos tienen tarifas fijas y otros solo te piden propina.

Llama a Lifestyle Travel Network para hacerte un viaje personalizado, llevándote fuera de las rutas convencionales: obtén acceso a cenotes privados, escenarios históricos y lugares sagrados mayas. Hospédate en haciendas privadas que han sido restauradas y ofrecen diversas experiencias arquitectónicas, culturales y naturales para tener una estancia de primera.

Situadas puntualmente entre los trayectos del mundo maya de la península, habitar una hacienda es entrar en otro ritmo, penetrar un pasado que se recrea y se vive con la presencia del viajero.