Huasca de Ocampo

Primer pueblo mágico de México, se encuentra en el estado de Hidalgo dentro del Corredor Turístico de la Montaña.

Está 30 km al noreste de la ciudad de Pachuca, al borde noreste de la Sierra de Pachuca, donde colinda al extremo oeste con el valle de Tulancingo.

Pueblo pequeño pero con un gran encanto y mucha historia a su alrededor.

Fácilmente puedes recorrer caminando sus calles empedradas, visitar la Iglesia de San Juan Bautista e ir al mercado ya sea para comprar artesanías o para comer algo sencillo, pero muy rico.

Todos los días hay caminatas nocturnas con personajes disfrazados que van platicando leyendas e historias del pueblo.

Cerca de Huasca de Ocampo.

Huasca es un punto de partida perfecto para explorar las ex haciendas, los bosques de oyamel, las presas, las formaciones rocosas y una joya natural que sobresale entre las otras.

Los Prismas Basálticos, considerados dentro de las 13 maravillas naturales de Mexico.

Columnas de piedra de hasta 40 metros con una estructura geométrica impresionante.

Son, en efecto, prismas petrificados, alargados y bañados por los muchos ríos de la zona que convergen en la Presa San Antonio y que resbalan sobre estas columnas como cascadas.

Aquí vale la pena cruzar el puente colgante de la barranca y caminar hasta el fondo para bajar y pasar por en medio de ella también; por arriba puedes cruzar en una tirolesa.

Santa María Regla

Al fondo de la barranca y protegida por los Prismas Basálticos, se encuentra la Ex Hacienda Santa María Regla.

Una de las primeras Haciendas de México, ahora convertida en Hotel y lugar para hacer eventos, la puedes recorrer de punta a punta, sus muros te transportarán a los tiempos de los grandes señores feudales.

Al norte de Santa María Regla, se encuentra la Peña del Aire, puedes llegar por una pequeña carretera de terracería.

Te aconsejo entrar por el lado del mirador, las impresionantes vistas que tendrás harán que haya valido la pena el accidentado trayecto.

En este lugar se encuentra una enorme roca de basalto que a simple vista parece estar suspendida en el aire.

El paisaje está rodeado de hermosos parajes verdes ideales para la práctica del ecoturismo.

Hay una tirolesa que pasa por encima de la peña y para los más aventurados también hay rappel.

Mineral del Chico

A 30 minutos de Huasca de Ocampo está Mineral del Chico, otro Pueblo Mágico que merece ser visitado y puedes pasar ahí unas cuantas horas.

La carretera es de muchas curvas pero el paisaje que vas teniendo lo hace menos cansado.

Entre subidas y bajadas, hay que visitar la Iglesia, el pequeño museo de la mina y, si te gusta el té, te recomiendo que no dejes de ir a la Casa del Té, donde la dueña, experta Fitóloga, te platica el proceso y los beneficios de las hierbas.

Puedes encontrar diferentes variedades, así como cervezas artesanales de la región, para tomar ahí o para llevar.

También cerca del centro de Huasca de Ocampo está Real del Monte, además de pasear por este Pueblo Mágico, vale mucho la pena ir a la mina de Acosta.

En esta mina, hay un recorrido guiado de casi un kilómetro y una exhibición, solo toma en cuenta que el último tour sale a las 3:30 pm.

Los Pastes

El platillo típico de la región son los pastes, una pequeña masa producida en el estado de Hidalgo en el centro de México y sus alrededores.

Están rellenos con una variedad de rellenos que incluyen papas y carne molida, manzanas, piña, arroz endulzado u otros ingredientes típicos mexicanos, como tinga y mole.

El mejor lugar para comerlos es en Pastes La Dificultad.

Contáctanos para ayudarte a planear tu viaje!