Chichen Itzá

Chichen Itzá, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988,  es una de las principales zonas arqueológicas de la Península de Yucatán, ubicada en el municipio de Tinum.

Chichén Itzá está localizada al oriente de Yucatán, por la carretera a Cancún, a 120 km. de Mérida

Y no por nada, es también una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno, que cada año es visitada por miles de personas de todo el mundo, reconociendo que esta gloriosa ciudad que para los mayas fue el centro político, económico y religioso más importante de la península, es un lugar sagrado y espectacular que debes de visitar por lo menos una vez en la vida.

Te recomiendo ir con ropa ligera porque en cualquier época del año hace mucho calor y hay pocas zonas con sombra.

Definitivamente el recorrido, que puede durar alrededor de dos horas, se disfruta mucho más en compañía de un guía local, mismo que puedes contratar a la llegada; vale la pena hacerlo porque él te sumergirá en la historia Maya, mientras te platica sobre los hechos y el significado de cada edificio.

Eso sí, no te permitirán escalar en ninguno para detener el deterioro de los mismos.

Chichén Itzá llegó a abarcar 25 km2. El centro religioso, cultural y administrativo abarcaba unos 6 km2; a poca distancia del mismo habitaba la élite, en edificios tipo palacio, decorados con esmero y pintados de colores brillantes. Alrededor de éstos, en verdes campos, vivían entre 50 mil y 100 mil personas en palapas de techo de palma.

Kukulcán

El más importante de ellos y que verás en cuanto entres es el Templo de Kukulkán, que aunque no destaca por ser el más grande, se distingue por su belleza, la perfección de sus formas geométricas y por el simbolismo astronómico que esconde.

Al inicio de la primavera de cada año, ofrece un increíble espectáculo: las sombras del sol hacen una ilusión como si una serpiente bajara de la pirámide.

Además, si te paras justo entre las cabezas de serpiente y aplaudes, ponte atento al sonido que se reproduce: como si escucharas el canto de un quetzal.

En algunas épocas del año, hay un espectáculo nocturno de luz y sonido, limitado a 300 personas por noche, a partir de las 8 de la noche esta atracción consiste en un recorrido por la zona arqueológica de aproximadamente 40 minutos, que termina frente a la Pirámide de Kukulkán y disfrutas de una narración directamente proyectada sobre la pirámide, sin duda un buen espectáculo donde conocerás más de la cultura maya y se deleitarán tus sentidos.

La Zona Arqueológica de Chichen Itzá

En toda la Zona Arqueológica de Chichen Itzá, destacan también lugares como el Juego de Pelota, el más grande de toda la civilización maya, donde solo participaban los más privilegiados y cuyo objetivo principal era que el capitán del equipo ganador lograra el premio de ser sacrificado.

El Templo de Los Guerreros, sitio que usaban los mayas para los sacrificios, famoso por el Chac Mool de su cumbre y el Mercado de las Mil Columnas lugar para vender productos e intercambiarlos.

Más alejado se encuentra El Observatorio, también llamado El Caracol, por la escalera en forma de espiral de su interior y cerca de este templo se puede visitar el conjunto de La Iglesia o Convento de las Monjas, que cuenta con la ornamentación más rica de Chichén Itzá gracias a los fabulosos relieves que decoran las fachadas.

Otro lugar destacado es el Cenote Sagrado, donde antiguamente los mayas también hacían sacrificios, se han encontrado en su interior gran cantidad de huesos humanos, joyas y piedras preciosas.

Vale la pena caminar alrededor de 400 metros para llegar y asomarte por ahí, no te vas a arrepentir.