Chicago

A lo largo de la costa suroeste del Lago Michigan se encuentra Chicago, la llamada “Ciudad de los Vientos” que se caracteriza por tener una bella arquitectura moderna.

La ciudad tiene muchas opciones recreativas y culturales para visitar, para sacar el máximo provecho de la experiencia de pasar unos días en esta increíble ciudad, te recomiendo utilizar un CityPass durante tu viaje.

Este permite que consigas conocer al máximo las atracciones ahorrando tiempo y dinero, ya que obtendrás descuento en las entradas de varios puntos turísticos y muchas veces, te permite “saltar la cola” o tener un acceso prioritario a las mismas. 

Atracciones Culturales

Entre las atracciones culturales que tiene Chicago, no te puedes perder el Acuario Shedd, que tiene gran variedad de especies, el Planetario Alder, que es el primero de América y vale la pena darte una vuelta, el Museo de Arte, el Museo de Ciencia e Historia o el Field Museum, uno de los principales museos de historia natural del mundo.

Atracciones Recreativas

Entre los atractivos recreativos, en Chicago puedes encontrar muchas áreas verdes, sobre todo en verano, verás a mucha gente paseando, descansando o haciendo ejercicio en alguno de los parques que hay.

Destaca especialmente el Millenium Park, donde encontrarás la Fuente Crown, que tiene un par de torres que proyectan imágenes con un espejo de agua, algo diferente y divertido, el auditorio al aire libre Jay Pritzker donde se ofrecen conciertos y diferentes espectáculos, y por supuesto, la reconocida y famosa Cloud Gate o Bean, una interesante escultura de acero inoxidable que es un lugar imprescindible para todos los turistas.

Para Comer

La gastronomía es muy variada, puedes encontrar prácticamente cualquier tipo de comida, pero no te puedes perder de probar las originales pizzas de sartén de Chicago y qué mejor lugar que Lou Malnati´s definitivamente la mejor de la ciudad, no dejes de probarla, hay varias sucursales y seguramente encontrarás mucha gente esperando, pero mientras puedes ordenar tu pizza por adelantado y esperar en la barra tomando algo.

Para Pasear

Chicago es una ciudad que puedes recorrer caminando, vale la pena pasear por la famosa Magnificient Mile en la Avenida Michigan donde encontrarás sin fin de tiendas para todos los gustos y bolsillos, desde la  Torre del Agua hasta el Puente llegarás al Riverwalk, es una zona siempre llena de gente, con edificios muy bonitos y variedad de restaurantes y bares.

Siguiendo por el Río te recomiendo un buen restaurante, se trata de River Roast donde en un ambiente muy agradable comerás muy rico, su especialidad: El pollo entero ¡una delicia!

También puedes caminar a lo largo de la orilla del lago, hay partes que encontrarás “playas” que han hecho y que la gente disfruta mucho en época de calor.

Otro lugar que renace junto con el clima caliente es el Navy Pier, donde hay un parque, un museo infantil, la rueda de la fortuna y una zona agradable para pasar el rato y tomar algo.

Desde ahí puedes tomar un paseo en barco, una manera muy buena para disfrutar de la arquitectura de la ciudad.

Ya sea que hagas un paseo hacia el Río o simplemente cruzar hacia el Acuario y el Planetario para ver el maravilloso horizonte con todos los edificios de lado, te aseguro que lo vas a disfrutar mucho.

Torre Willis

Otros dos sitios imperdibles en Chicago son las torres más altas de la ciudad: la Torre Willis (antes conocida como Sears y al momento de su inauguración la más alta del mundo), donde es posible subir al piso 103 y contemplar una panorámica espectacular de la ciudad; en un costado del edificio tiene unos cajones de cristal que te permiten una impresionante visualización directamente hacia abajo.

Hancock Center

La torre John Hancock no es tan alta, pero su localización permite disfrutar de otras vistas tan o más espectaculares que las anteriores.

Aquí encontrarás una atracción apta para gente que le gusta lo extremo, podrás experimentar el sentir que sales del edificio junto con la ventana.

Aquí puedes disfrutar de una bebida contemplando el atardecer y observando como la ciudad se llena de luces.

Definitivamente en ambas torres, es la mejor hora del día para subir, el espectáculo visual es maravilloso.

Alojamiento

Para hospedarte de igual manera hay muchos hoteles para todo tipo de presupuestos.

Uno muy agradable, fuera del barullo propio del centro pero con muy buena localización es el Ambassador, un lugar con mucha historia con habitaciones de buen tamaño que no son de lujo pero son acogedoras.

Por la noche puedes disfrutar de una copa en el bar situado en la planta baja, mientras observas la cantidad de fotos de celebridades que han estado ahí.

Chicago tiene puntos de interés por todas las esquinas y para muchos días, recorre sus calles y parques, ve preparado porque el clima es muy cambiante, puede haber calor pero cuando sopla el viento, este te puede tirar, no por nada se ha llamado la Ciudad de los Vientos.

En invierno es muy frío pero igual tiene su encanto.

Chicago es inolvidable.