Baur au Lac

El Baur au Lac, reconocido internacionalmente como uno de los mejores hoteles de lujo del mundo.

Un establecimiento lleno de 175 años de tradición, ha sido propiedad de la misma familia durante seis generaciones.

Siendo uno de los hoteles de lujo más antiguos del mundo que aún pertenece a su familia fundadora, el Baur au Lac representa la modernidad y el progreso al mismo tiempo.

Historia del Baur au Lac

Inaugurado en 1844 por Johannes Baur, que provenía del área de Vorarlberg en Austria.

Fue construido justo al lado del lago con vista a los Alpes, utilizando parte del antiguo puerto de guerra que se había llenado poco tiempo antes.

El hotel es aún más que una gran villa suiza, sirvió al principio como una elegante residencia para los huéspedes que viajaban de incógnito.

Después de ampliaciones constantes, había alcanzado su tamaño actual en 1898.

Se podrían contar innumerables historias y anécdotas, si no fuera por la discreción del hotel, que también se convirtió en gran parte de su reputación.

Pero el hotel estaba haciendo su propia historia: en 1853, en su Petit Palais, se hizo la ‘Paz de Zúrich’.

Y en 1892, la baronesa Bertha von Suttner convenció en el hotel, al industrial sueco Alfred Nobel de la necesidad de un premio internacional de la paz.

Durante más de 175 años, el ‘circulo virtuoso’ de las renovaciones constantes no tuvo fin.

En la década de 1990, los descendientes de Johannes Baur tuvieron que enfrentar el mayor desafío en la historia del hotel.

Una renovación completa del edificio era inminente y, con ello, probablemente el proyecto innovador más grande que la historia de un hotel suizo haya visto.

Hoy, este maravilloso hotel se presenta a sus muchos invitados habituales y nuevos amigos con un brillo renovado, con el espíritu del Baur au Lac.