Barrancas del Cobre

Las Barrancas del Cobre son sin duda un Recorrido Inolvidable y por supuesto una de las maravillas naturales más espectaculares de México.

No puedes dejar de visitarlas: un conjunto de 7 cañones que tienen una profundidad de hasta 1,890 metros, donde puedes encontrar todos los climas, una exuberante biodiversidad y vivir una experiencia única.

Experimenta y explora entre gigantescas formaciones rocosas, profundas barrancas e interminables desfiladeros, en medio de la inmensidad de la Sierra Madre, en el corazón de la Sierra Tarahumara del estado de Chihuahua.

El Chepe

La manera más tradicional de llegar a este hermoso lugar es mediante el ferrocarril Chihuahua-Pacífico, mejor conocido como El Chepe.

El Chepe es el único tren de pasajeros que queda en México.

El Recorrido

Puedes ir de Los Mochis a Chihuahua o viceversa, saliendo a las 6 de la mañana y llegando por consiguiente a la parada final alrededor de las 9 de la noche.

Pero no necesariamente lo tienes que hacer de corrido, ya que te puedes bajar en los principales puntos turísticos y volver a tomar el tren para continuar el camino otro día.

Permiten hasta 3 escalas con el mismo boleto, el tren sale todos los días y cuenta con bar y restaurante.

La Aventura en las Barrancas del Cobre

La aventura comienza desde que abordas el tren.

Al principio y a lo largo del trayecto encontrarás maravillosos paisajes e irás admirando la contrastante vegetación, así que no desvíes la mirada de la ventana.

El clima varía dependiendo de la temporada del año, los tonos y las formas de la sierra son siempre cambiantes.

Primera Parada

Saliendo de Chihuahua, la primera parada en la que vale la pena bajar y quedarse un par de días es Creel.

Aunque es un poblado pequeño, puedes apreciar de cerca la cultura Tarahumara, encontrarás Rarámuris por todos lados vendiendo sus artesanías.

Es también la puerta de entrada para excursiones fabulosas, como son los Valles de:

  • Hongos
  • Ranas, y
  • Monjas

Los tres valles con piedras encimadas y grandes formaciones rocosas que sobresalen del bosque y llegan hasta 60 metros de altura.

Sin duda es ¡Realmente Increíble!

Visitas Obligadas:

  • Misión de San Ignacio
  • Cascada de Cusarare
  • Cascada de Basaseachi, (una de las más altas de México).

Segunda Parada

Ahora sí! Viene, sin duda, la principal atracción del recorrido.

Divisadero y Posada Barrancas

Ambos lugares con unas vistas impresionantes de la Sierra Tarahumara.

Las podrás apreciar por alrededor de 20 minutos mientras se detiene el tren en la primera, pero la segunda cuenta con hoteles con vista a la Barranca y al Valle.

Definitivamente es obligado quedarte por lo menos una noche.

Abrir la ventana y luego salir al balcón es realmente una sensación indescriptible, la inmensidad de la Barranca te dejará con la boca abierta.

Actividades en las Barrancas del Cobre

Puedes hacer senderismo y bajar al fondo.

Sus impresionantes paredes resguardan leyendas, tradiciones y muchas sorpresas.

Los indígenas tarahumaras han hecho de las barrancas su hogar durante siglos, y sus vidas se entrelazan con las montañas.

Algunos viven en cuevas enclavadas en ellas y otros en chozas, tejen artesanías con las ramas de los árboles y las venden ahí mismo.

Parque Aventura

En el Parque de Aventura, hay muchas actividades que puedes hacer:

El teleférico, es el tercero más grande del mundo.

Las cabinas tienen aire acondicionado y por supuesto, una vista hermosa

El rappel de 45 metros de largo y la escalada en roca

Además de esto, si te gustan las emociones fuertes, puedes volar a 450 metros sobre el suelo.

Esto lo puedes lograr, si te subes al conjunto de 7 tirolesas que se suma a 2 puentes colgantes y suman casi 5 km de recorrido.

Claro que todo esto con un equipo de seguridad puesto y una capacitación previa.

El Recorrido en las Barrancas del Cobre Continúa

Cuando te vuelves a subir al tren para seguir el camino, viene otra parte increíble del recorrido.

Siguen cañones, barrancos, cascadas, 86 túneles, infinidad de puentes y además, al pasar por Témoris se aprecian los tres niveles de la vía y uno de los puentes más espectaculares por su belleza natural.

Es un trayecto con un deleite visual que sin duda tienes que hacer por lo menos una vez en la vida.

Finalmente, agrégale además, una visita a la ciudad de Chihuahua y la Colonia de los Menonitas.

¡vale la pena hacerlo!